Por qué el video ‘Pienso en tu mirá’ de Rosalía es una obra de arte

Por Carla Yeahs

Rosalía, la cantante española que nos ha volado la cabeza y se ha comido nuestro corazón con ‘Pienso en tu mirá’ nos tiene obsesionados con este clip grabado en 4/3″ que hemos desmenuzado para explicarte por qué es simplemente una obra de arte del 2018.

1.- El choque: Parte con un plano que nos contextualiza de inmediato sobre la relación que está a punto de estrellarse representando esto con la gitana que hace referencia a Rosalía y al camión como la pareja que está conduciendo la relación a una catástrofe inevitable.

2.- Demonios Interiores: La escena en la que Rosalía se deja dominar por seres oscuros que la visten y decoran con oro mientras ella toma la postura de una imagen divina similar a la de una virgen representa la lucha interna de ella contra sus demonios que la obligan a quedarse inmóvil, que acepta la violencia económica o de bienes que ejerce este chico sobre ella a cambio de “chuparle la sangre” (la vampira que la muerde) y de hacerla de su propiedad.

3.- Sangre en el pecho: El Dolly in (movimiento de cámara acercándose al objetivo) que se repite en el coro ‘Pienso en tu mirá clavá, una bala en el pecho’, es simplemente un magnífico acierto narrativo para hacer tangible la letra.

4.- La habitación: Esta escena simboliza el matrimonio. Un matrimonio controlador y obsesivo. La cama, el altar y la corona detrás de Rosalía son parte de su realidad, una vida que ella no quiere, una vida de la que intenta salir pero que sin darse cuenta está entrando nuevamente.

5.- Grandeza: Desde el minuto y 10 segundos Rosalía comienza aparecer cargando un rifle. Ahora es ella la que se prepara para atacarlo a él. En un plano contrapicado, la vemos decidida y fuerte mientras el chico baila sobre brasas calientes. Él está jugando con fuego y probablemente es su turno para quemarse.

6.- Los cuernos: Esta escena parte con un plano de seguimiento o travelling desde una escalera para llevarnos por un pasillo oscuro en el que al final podemos ver a Rosalía de espaldas mirando una pantalla pegada en ruido blanco aparentando ser los detalles irrelevantes a los que ella le presta atención y que no la dejan ver lo esencial. Esto encarna la infidelidad que sufre, la puñalada por la espalda y la traición que descubre cuando está frente a ella.

7.-  El asco: En la siguiente escena, esta chica, muta sus sentimientos, carga el arma y está lista para atacar. Su desafiante postura nos escupe en la cara para dejarnos claro que ya no tiene miedo.

8.- Machismo: Simplemente el mejor plano del capítulo tres. Un grupo de hombres en contra de una mujer es la representación del patriarcado que la juzga a ella.

Aquí vemos a Rosalía rodeada de armas que intencionalmente tienen en común la forma fálica que la amenaza y que se transforma en una versión más artística de enseñarnos un bukkake (práctica de sexo en grupo, donde una serie de varones se turnan para eyacular sobre una persona generalmente una mujer). La sumisión y misoginia a la que está expuesta cambia cuando Rosalía se levanta y comienza a caminar. En esta secuencia pasamos de un escenario machista a uno feminista (La amamos por eso).

9.- Feminismo: Desde aquí todo cambia, ya no está en la habitación a oscuras, la vemos bailando por toda la casa mientras va rompiendo la cárcel en la que había estado viviendo, la luz es mucho más clara, los seres oscuros que la acompañaban se han ido.

La representación de ella como muñeca de porcelana entre medio de alcohol y tabaco como símbolo de lo que él es y de sus vicios se rompen, no existen más.

10.- El equilibrio: Este plano simétrico con dos camiones interpretan la estabilidad emocional que logrado. Vemos en la siguiente escena a una Rosalía bajando del camión tranquilamente, sin que él se de cuenta por estar destruyéndolo todo, el machismo, la ira y los celos lo han llevado a su propia devastación mientras ella sigue su camino en paz.

MIRA ESTA BELLEZA AQUÍ

Por Carla Yeahs

No Hay Más Artículos
Sacamos el under a la luz
y lo llevamos directo a tu email baby