Pink Narciso

Pink Narciso se cuenta como una historia de hadas; llega narciso y posa sobre su piel la más fina seda, mientras derrama sobre su rostro una lagrima, en una tarde tan etérea como la primavera en el jardín del edén y tan rosa como las mejillas de Eva.

Entre sobrios colores y un verde abundante se mueve narciso, pero el rojo llega e invade la escena con fatal melancolía, en representación pura del amor, del mal amor; ese que se disfraza de beso tierno cuando en realidad es un mordaz asesino. Nuestro personaje más allá de desenvolverse en una estética con aires de maría Antonieta, y permearse de ternura y deseo, relata la historia de un joven perdido, tal vez ensimismado, que delira por los campos de la más pura fauna acompañado de la incertidumbre, que en este caso toma forma de conejo; animal que no solo lo guiara hacia la búsqueda del amor eterno sino también del reencuentro tántrico con su otra mitad, su sombra y su libertad.

CRÉDITOS

FOTOGRAFÍA. Santiago Colorado
STYLING Y ARTE. Isaac Gallego
VESTUARIO Y ACCESORIOS. Paula Meza y Manuela Caicedo
TALENTO. Gingersito

OBSESIÓNATE CON NUESTRAS PLAYLIST

No Hay Más Artículos