Mujeres independientes sosteniendo proyectos poderosos

FOTO. Paloma Fuentes

Bajo la conmemoración del 8M 2021 hemos querido hacer un recorrido local de siete mujeres que desempeñan su trabajo en diferentes áreas.

Estas siete poderosas mujeres se destacan en su trabajo por el empuje, pasión y talento indiscutido para desarrollar diversas propuestas que empoderan y arrasan. Así, el recorrido nos lleva a conocer a Alexa y Shica fundadoras de Petite Salón, una peluquería para mujeres y disidencias que pueden optar a la “Beca Petite”, iniciativa de sus dueñas para ayudar desde la imagen a chiques trans y no binaries.

También conocimos a Maca de Chueca, uno de los bares más jóvenes de la escena Santiaguina, en donde todas las lesbianas pueden disfrutar de un ambiente queer y seguro. Así mismo, entrevistamos a la maquilladora Coté Jorquera sobre sus sueños, obstáculos en el mundo del maquillaje y su trabajo en editoriales de moda, publicidad y más.

A Poly de Amorfo Cerámica, marca de diseño de objetos que destaca en Chile por celebrar las diferencias en cada una de sus piezas.

A Mima Zamall, una de las más reconocidas diseñadoras de la escena local por su juventud, extravagancia y construcción, así como también, una de las más creativas stylist latinas queer. Finalmente, esta nota cierra con un talento indiscutido de la fotografía, Paloma Fuentes, quien además de su versátil trabajo fue la encargada de retratar a cada una de las poderosas mujeres que aparecen en esta nota.

A todas, gracias.

Alexa y Shica de Petite Salón

¿De que se trata tu proyecto?

Shica: Nuestro proyecto siento que tiene dos partes, un poco la de tener un salón de belleza para poder “hermosear” a todas las personas que quieren “hermosearse” y al mismo tiempo tiene la beca Petite que es una forma de conectarnos un poco con un grupo que es muy cercana a nosotras por la Alexa.
Es un proyecto de amigas, de apañarse, acompañarse y vivir una vida juntas, un poco. Eso es para mi la pelu.

Alexa: Atrás de nuestro proyecto está la Shica y yo no más. Nosotras nos conocimos trabajando y después decidimos tener la pelu. Y opino un poco lo mismo que la Shica, que al final es un proyecto de apañe de amigas; igual nos pasó que la pandemia nos acercó mucho más. Por ejemplo, las personas tienen sociedad y durante este tiempo se separaron y a nosotras nos acercó más y nos importó mucho menos seguir manteniendo una empresa y mantener nuestra amistad, poder apañarnos. Es un proyecto que 100% nos permite estar juntas, pasarlo bien y vivir, cachay. Porque vivimos de esto y este proyecto es el que nos sustenta.
 
¿Cuál es la importancia de tu proyecto para Latinoamérica?

Shica: es un concepto diferente a lo que es ser una peluquería, yo creo que nuestra peluquería la vivimos de una forma diferente, primero porque se creo por una necesidad de acompañarnos y sobrevivir haciendo lo que nos gusta, pero también es más que una empresa, es cariño y eso es lo que intentamos hacer con nuestras clientas y al mismo tiempo con la beca y poder aceptar a todas las personas cómo son, que es el desde para todo. No se trata de abrir una peluquería, tener 10 trabajadores, ganar y plata y no nos importa nada. Nosotras creamos relaciones con nuestras clientas. Por ejemplo, la Cote, ella es nuestra y clienta y ahora está aquí con nosotras haciendo completos (Se ríen las tres <3).

Alexa: Para nosotras es muy importante crear un espacio seguro, en donde las personas no se sientan discriminadas, que cuando vengan y salgan de aquí se sientan mucho mejor elles mismes. Por eso mismo nace la beca, “amigue si quieres renovarte o sentirte mejor contigo misme o quieres asesoría, ven aquí nadie te va a discriminar o reírse de lo que quieres hacerte”. A nosotras no nos importa nada de eso, solo ayudar a que las personas se sientan bien. Ese es el objetivo de Petite, promover la libertad, la aceptación y amarse a une misme.

Complementa Shica: A través de la imagen, porque nosotras creemos que la imagen es súper importante para generar confianza en uno mismo y validarse a sí mismo. Por ejemplo, quiero ser esa persona, bacán quiero hacerlo o bacán lo hice, confío en mi. Voy a lograr una nueva pega o relacionarme con los demás, etc.

Cuéntenos un poco de la Beca Petite

Alexa: La beca consiste en corte de pelo y diseño de cejas a personas trans en cualquier etapa de transición. Solo deben escribirnos al Instagram @lxspetite y enviarnos algunos datos como edad, nombre y qué quieren. La primera vez que vienen es 100% gratuito y la segunda es con un aporte voluntario. Lo que puedan pagar.

Shica: Siempre vemos caso por caso como ayudar a las personas con descuentos u otro. Todas las personas que nos escriben por la beca vienen. No escogemos a nadie. Por supuesto según nuestra disponibilidad, pero solo nos deben escribir y vemos horarios. Por último, pueden solo venir a conversar con nosotras.

Alexa complementa: En el fondo no hay nada que te impida venir a la beca por nuestro lado. Todes son bienvenides. Con la pandemia tuvimos que bajar nuestras actividades, pero ya queremos reactivar la beca y que vengan todes.

¿Cómo se sostiene un proyecto sola?

Alexa: La verdad es que para nosotras la beca es para retribuir lo que obtenemos de nuestro negocio y de la vida. Creo que si uno da también recibe y esta es nuestra forma de hacerlo. Podemos darte un corte de pelo que es solo tiempo y poder interactuar, preguntarle cómo se siente, ¿cómo está, cachay? ¿A qué se dedica, si están bien en sus vidas? Esa es nuestra forma de retribuir a mi comunidad.

Shica: Nos va bien en la peluquería, nos tenemos a nosotras y por eso también lo devolvemos con la beca.

¿Qué crees que se requiere a nivel local para impulsar más emprendimientos de mujeres?

Alexa: Creo que las empresas podrían ser más trans friendly, en el fondo más amigable e inclusiva con toda la comunidad LGBTIQ+ en Chile, pero también pienso en que tienen que pasar muchas cosas en Chile desde que un negocio chico pague más patente que una planta de Coca Cola, al final tienen que cambiar cosas estructurales, de administración y cómo se reparten los fondos del Estado.
Nosotras en un momento fuimos como “súper legales” y decidimos dejar esa parte más formal porque definitivamente ¡No se puede! En verdad tampoco, creo que sea justo esforzarse tanto por darle plata a un gobierno que no nos da nada. Entonces tiene que cambiar de la base este país.

Shica: El gobierno y el Estado son una mierda. Por eso preferimos estar como estamos, anarcas y vivir de nuestro cariño y trabajo.

¿Cómo ves tu proyecto en el futuro?

Alexa: La verdad con Shica tenemos otros planes; yo creo que Petite siempre va a existir porque nosotras somos amigas, al final las Petite somos nosotras, siendo amigas y estando juntas. Para nosotras el futuro de Petite es justo ese, que nunca se acabe. Nunca nadie nos ha acompañado a nosotras como nosotras nos hemos acompañado.

Shica: Es eso en verdad, tenemos proyectos de conocer otras cosas, otros lugares, conocer otros países, quizás un país que nos parezca mejor su trato hacia sus habitantes, que nos sintamos cómodas para desarrollar este proyecto en otro lado, pero por el momento Petite en Santiago es lo que somos ahora, más piola. En un estudio privado, con muchas ganas de ayudar a la gente y hacer pelo.

Alexa continúa: Si, nos gusta mucho eso también de estar más piola, que estamos con nuestras clientas y no tener un local donde nos estén mirando personas o donde pueda llegar alguien sin avisar. Queremos mantener este espacio seguro y hogareño.

Coordenadas

Instagram Petite

Redes Shica

Perfil Alexa

Maca de Chueca Bar

¿De que se trata tu proyecto?

Chueca es un bar de lesbianas y diversidades. Es un espacio que nació como una necesidad.
A medida que me fui metiendo en más organizaciones de lesbianas como la Red Lesbofeminista o en diferentes espacios de mujeres, me empecé a dar cuenta de que no había un lugar para lesbianas, por supuesto, hay algunos como Jueves de Lela y Sabor a mi en Bellavista pero faltaba un bar especial para lesbianas, un espacio para juntarse y ahí nace la idea de Chueca. Yo personalmente siempre quise tener un bar, pero nunca había pensado en un bar de lesbianas y a medida que iba entrando en organizaciones me fui haciendo la idea.

¿Cuál es la importancia de tu proyecto para Latinoamérica?

La idea de Chueca es ser un espacio seguro para las lesbianas y disidencias. Ese es el rol principal. Y más que un bar solamente es tener un lado más de comunidad. Por ejemplo, realizamos un evento en el que se hicieron diferentes actividades como autodefensa feminista, ginecología feminista, un conversatorio con Camila Moreno y un taller de twerk y entre medio de todo eso, realizamos un almuerzo comunitario con cooperaciones voluntarias para desarrollar un mural por el lado de calle Rancagua. Eso justamente lo desarrollamos a modo de reflexión por el 8M y también para seguir entregando un espacio donde mujeres diversas puedan sentirse seguras.

¿Cómo se sostiene un proyecto sola?

Mi forma fue pedir un crédito, esa es la verdad. Yo aparte tengo otro trabajo y eso me permitió optar a un crédito de esa magnitud y en el ámbito económico fue así y en el más practico, yo trabajo con diferentes mujeres en las cuales confío mucho, está mi hermana, por ejemplo, que es la persona que me ayuda a administrar el bar; está otra persona que trabajaba conmigo en mi otra pega y ahora me ayuda a ver toda la parte de contabilidad.
Este bar se abrió en octubre del 2019 para el Estallido Social y todas las chicas que partieron en Chueca hoy siguen acá, son personas que se han vuelto, aparte de ser trabajadoras, personas de mi confianza, que me ayudan. Que creo es lo más difícil de mantener un proyecto más allá de la plata es como, confiar en las personas y sentirte apoyada.

¿Qué crees que se requiere a nivel local para impulsar más emprendimientos de mujeres?

Una de las cosas que más faltan, yo creo, es la confianza y el creer, aunque suene súper cliché es real eso. Osea, obviamente hay que ver el tema de las lucas, de los conocimientos, etc. pero yo siento que, teniendo la intención de las cosas y la confianza, porque lo más difícil en el fondo y en mi caso fue la confianza.

Hay muchas personas con buenas ideas y si no se hacen no existen entonces, puede sonar un poco tonto, pero es real. Además de tener la suerte de tener muchas amigas y una familia bacán y Chueca a sido posible también por tener una red súper de confianza y contención súper grande, de por ejemplo todas las cosas que yo hago en Chueca desde el diseño que me ayuda mi prima que también es lesbiana, hacemos economía circular en el fondo.

Los protocolos de violencia que manejamos en el bar también lo hicieron unas amigas mías que viven en Barcelona, es el primer protocolo de violencia contra la comunidad LGBTIQ+, cada chiquilla tiene un rol en casos de violencia y todas las cosas que se hacen desde la carta, la música que se pone en el bar es todo comunitario no solamente desde mi sino la red de apoyo que tengo.

Coordenadas

Instagram​ Chueca ​
Dirección: Rancagua 406, Providencia.

Mima Zamall, Diseñadora

¿De qué se trata tu proyecto y quiénes están detrás?

Mi proyecto de diseño de autor se enfoca en ajustar precios más accesibles y democráticos para todas las personas, también de diversidad de tallas y de identidades.
Detrás de mi proyecto somos tres personas, dos costureras y yo armando y cociendo cada prenda y en el fondo trabajamos bajo un sistema justo de pagos para ellas y de trato. Y próximamente me gustaría comenzar con la inclusión de algunos jóvenes diseñadores a nivel de práctica, por ejemplo, que puedan dar un enfoque nuevo a la marca y el concepto que siempre estoy trabajando que es encarnar identidad.

 ¿Cuál es la importancia de tu proyecto para Latinoamérica?

Creo que uno de los factores más importantes es dar diversidad y opciones a las personas con respecto al vestuario. Mucho más consciente y siempre trabajar desde el slow fashion, es decir, voy construyendo a pedido, un poco a medida que se van generando ventas y así también entregar una prenda personalizada.
Además de generar piezas que no produzcan tanto desecho por ejemplo prendas con cortes simétricos para reducir los retazos de tela, materiales con vida útil más extendida y así vamos creando oportunidades para el público de dejar de consumir retail, finalmente recuperar el oficio como la sastrería.

¿Cómo se sostiene un proyecto sola?

Cuando se parte con un proyecto uno tiene que hacer de todo, hacer moldes, administrar, vender y todo de manera autónoma. Y en este momento cuento con mi equipo de dos mujeres increíbles que son parte de Mima Zamall, como marca, a través de su trabajo en la construcción de cada prenda. Así, la forma de sostener un emprendimiento es optimizar los procesos, ordenarse y tener mucha paciencia para lograr de a poco las metas que te vas poniendo personalmente.

¿Qué crees que se requiere a nivel local para impulsar más emprendimientos de mujeres?

Creo que faltan algunos fondos que estén dirigidos a personas que están iniciando algún proyecto, especialmente por el contexto que estamos viviendo, la pandemia obligó a muchas personas a crear su propio trabajo y de alguna manera el Estado nos dejó solos. Por eso, creo que se necesitan más opciones de apoyo para negocios pequeños que puedan cambiar la forma en la que consumimos y no solo del diseño, sino de cómo vivimos.

¿Cómo ves tu proyecto en el futuro?

Ahora pretendo comenzar a hacer una línea enfocada en lo que más me gusta, conceptual, inspirada en los referentes artísticos que tengo y tratar temáticas contingentes y relacionarlas con el vestuario.

Coordenadas

Instagram Mima Zamall

Coté Jorquera, Maquilladora

¿De que se trata tu proyecto?

Soy independiente, trabajo en maquillaje. Básicamente trabajo sola y es difícil, hay que armarse de contactos, clientes y comenzar a hacer fotos, mostrar tu trabajo, etc. Siempre se está en la deriva o en las dudas de si soy realmente buena. Hay varias cosas que influyen, a veces hay que bajar los precios para que te sigan llamando, por ejemplo. Porque no se valora siempre este trabajo a nivel local. Mi área es mucho más editorial, de moda y ahí me muevo.

¿Cuál es la importancia de tu profesión para Latinoamérica?

Se suele ver en las producciones el trabajo de maquillaje como algo de segunda categoría, pero en la práctica es súper importante, si este trabajo se hace mal se arruina por completo la editorial, por ejemplo. Si el trabajo es bonito, todo va a resultar bien. Se puede pensar que esta profesión es frívola, pero en realidad uno como maquilladora es una artista más. Además de toda la expertise de cada maquilladora, las horas, los cursos hechos, la calidad de los insumos etc. hacen de tu trabajo una obra completa que aporta a la industria creativa.

 ¿Cómo se sostiene un proyecto sola?

A mi me encanta lo que hago y eso ayuda mucho a seguir en este trabajo. A veces tengo bajones por la poca valoración del trabajo en general del maquillaje, pero se que mi trabajo no es malo y eso me ayuda a darme empuje, a tener constancia por que cada día es un desafío. Esta es mi profesión y le dedico mi 100% a hacer esto, a ver las tendencias, probar cosas nuevas y así.
El rol de mi familia también es súper importante para continuar, ese respaldo de que tu familia apoya tu trabajo porque cree en él y siempre mantenerse, aprender a diario y estar firme. Así se sostiene.

¿Qué crees que se requiere a nivel local para impulsar más proyectos como el tuyo?

Lo que más falta aquí es tener la oportunidad de nuevos espacios para desenvolverse. Falta armar más lugares para que todas las personas que se quieren dedicar a esto puedan experimentar y trabajar, por ejemplo, una peluquería, con marcas de maquillaje y que esos maquilladores puedan practicar porque pasa que cuando sales de estudiar quedas solo, a la deriva y finalmente se sigue manteniendo como un trabajo independiente por obligación o terminan abandonando esta profesión. Lo que más falta es apoyo entre todos.

¿Cómo ves tu proyecto en el futuro?

Quiero seguir con el maquillaje hasta que pueda. Y que las condiciones sean más colaborativas, más apañadoras. Y finalmente irme de Chile para dedicarme a esto en otro lugar, eso espero. Trabajar con alguien bacán, con un o una maquilladora bacán y aprender siempre.

Coordenadas

Instagram Coté Jorquera

Poly de Amorfo Cerámica

¿De que se trata tu proyecto?

Es un proyecto de objetos de cerámica los cuales abordan ciertas formas que involucran diversidad de cuerpo, humanas, etc. Además de hacer clases de modelado manual para personas que no tienen conocimientos previos y quien está detrás de Amorfo soy y algunas personas en ciertas ocasiones por ejemplo, el artesano con el que hago los moldes de vaciado que no solamente es con quién tercerizo un trabajo sino que también ha sido un maestro para aprender oficio; también trabajo muchas veces con algunas ilustradoras que también son personas que en el fondo yo siento que le pueden aportar al proyecto y mi selección se basa siempre en ciertas personas que son emergentes, que están recién comenzando para generar un poquito de alianza. Eso ​es​ un poco todo el equipo que se va sumando en función de los proyectos que van surgiendo.

¿Cuál es la importancia de tu proyecto para Latinoamérica?

Como marca la idea y búsqueda está constantemente en rescatar oficios que se están perdiendo o técnicas que se están perdiendo, eso para mi es algo fundamental. Siento que le da un valor agregado el decidir y escoger trabajar en un ritmo más lento que podría categorizarse como slow design, en el que igual hay un respeto hacia los tiempos y también en el fondo los resultados son consecuencia de ese proceso. Lo principal es fomentar el oficio, la cerámica y estar constantemente saliendo del modelo para fabricar a nivel industrial.

¿Cómo se sostiene un proyecto sola?

Ufff es intenso por que es ser como multitasking constantemente sobre todo al comienzo donde de repente no tienes como la posibilidades económicas para tercerizar o de implementar grandes maquinarias en el taller, por ejemplo para mi ha sido invertir en el horno, fue como un sueño cumplido porque lo veía muy lejano cuando comencé a trabajar con cerámica y cuando he ido concretando esos objetivos me ha ido facilitando la pega, me ha dado la posibilidad de seguir creciendo también pero eso también ha sido parte de ese trabajo de hormiga. Es estar súper atenta y ver cuales son tus debilidades para encontrar soluciones o personas que puedan colaborar desde su expertise.

¿Qué crees que se requiere a nivel local para impulsar más emprendimientos de mujeres?

Hay hartos fondos, pero o son muy básicos o avanzados y no hay intermedios. Hay muchas limitaciones. En ese sentido falta un poquito dar otros espacios y en general, bueno, es más profundo todavía porque yo creo que tiene que ver con una cuestión de la valoración de los oficios y de por qué se han perdido. La mirada ultra neoliberal que tenemos como sociedad no funciona o no es rentable lo que yo hago.

¿Cómo ves tu proyecto en el futuro?

Mi plan actual y sueño con Amorfo es seguir con la marca evidentemente pero el sueño mayor que tengo es comenzar a exportar mis piezas, ver la manera de cómo hacerlo por que es complicado por la arcilla por el material, pero eso es, en el fondo poder posicionarme a nivel mundial, para allá van mis intereses.

Yo igual en algún momento me quiero ir, porque vivir en una sociedad donde tienes que pedir disculpas por cobrar lo que cobras. Me gustaría apuntar a vivir en una comunidad donde no me sienta tan presionada por los precios o generar una ganancia más real de lo que yo hago. Ósea transparentando un poco, yo sustento mi producción gracias a mis clases porque uno puede vender mejor o no que otros, pero en general la venta de un objeto no es como vender pan caliente. Entonces, yo veo de qué manera generar recursos para poder seguir dándole con un proyecto que quizás aún no da tantos frutos económicos pero que tengo otras aspiraciones con él.

Coordenada​s​

Instagram Amorfo Cerámica

Paloma Fuentes, Fotógrafa

¿De qué se trata tu proyecto?

Creo que aún no tengo un rollo tan armado. Estoy como en búsqueda, pero casualmente y sin quererlo me he ido muy por el lado de retratar cuerpos variados, disidencias, bellezas no tan hegemónicas en mi trabajo personal. Porque claro a veces por pega tengo que hacerlo, pero por mi lado siempre trato de abrir ese espacio.

¿Cuál es la importancia de tu proyecto para Latinoamérica?

En el ambiente de la moda está súper cerrado aún, no ha cambiado en nada a mi parecer. No se incluye realmente diversidad y si se hace no es de manera genuina sino por una obligación o presión de las personas. La gente lo está exigiendo. Y lo que yo hago es tratar de hacer moda para personas que no consumen moda. No sigo la línea editorial de los medios de moda.

¿Cómo se sostiene un proyecto sola?

La verdad es con mucha ayuda. Hablando en lo real, con mucha ayuda. Por que, por ejemplo, estoy esperando un pago que me va a ayudar para vivir pero que ese pago se va a tardar 60 días, entonces qué hago mientras, ¿cachay? Entonces, literal he recurrido a personas cercanas que me ayudan para surfear esos tiempos.
Y también hacer proyectos más comerciales, de marcas o empresas que ayudan a mantenerme en esta profesión que tanto me gusta.

 ¿Cómo ves tu proyecto en el futuro?

Esas ambiciones que uno tiene siempre se me desmoronaron un poco producto de la pandemia. Pero, nada. Siempre hay ganas de irse fuera, buscar un horizonte nuevo, donde se valore tu pega, pero también me gustaría quedarme en Chile y dar esa batalla como “lo voy a intentar” donde yo vivo hay talento y hay más personas que van a venir después que necesitan hacerlo aquí, porque no pueden emigrar, por ejemplo. Finalmente es migrar por elección y no por obligación, lo mismo que quedarse aquí. Pensado eso, mi futuro más cercano lo veo desarrollando mi estudio y trabajar lo más éticamente posible, pagar de manera justa y siempre entendiendo que las personas tienen las mismas necesidades y aspiraciones que tú.  

Coordenadas

Instagram Paloma Fuentes
Portafolio Behance

OBSESIÓNATE CON NUESTRAS PLAYLIST

No Hay Más Artículos