Goya, es una palabra de la cultura Urdu; que significa la transportación temporal a una realidad alterna, que sucede cuando la fantasía es tan vívida que parece la actualidad. Es la ambigüedad en la que los sueños se convierten en regla y las reglas se vuelven una simple sugerencia.

Es el espacio perfecto para olvidar la reglas que han sido “machacadas” hasta el cansancio en nuestro existir. Y por ende también se convierte en una reflexión profunda de impacto que tienen las prendas sobre nuestra vida y cómo elegimos vivirla. ​”​Vivimos goya en una de las joyas naturales de la república mexicana: el nevado de Toluca. Un paisaje surreal que coaliciona tiempo y espacio, creando un punto de convergencia energética. Que regala algo distinto para cada alma que le vista.​ ​El contraste de los cortes un tanto veraniegos, en prendas inclinadas a una colorimetría invernal; evidencian una oposición entre la realidad y la utopía. Exponiendo al cuerpo humano ante un clima hostil: nuestra sociedad​”.​

​CRÉDITOS

FOTOGRAFÍA. Rikki Matsumoto
ESTILISMO. Natasha Peñuelas
MODELO. Pavel Hofman y Elias Patiño
PAÍS. México

No Hay Más Artículos