Estos chicos nos explican el significado de su @ de Instagram

Por Carla Yeahs

Instagram es la red social para compartir fotos por excelencia pero no se trata solo de eso, sino, de comunicar y transmitir una personalidad con el entorno de Internet.

Variada es la gama de estilos, feed y por supuesto de nombres que se convierten en el boleto de entrada a un determinado “perfil” de personas. Es por eso que hemos invitado a un grupo de chicos a relatarnos la historia de su usuario de Instagram. De cómo eligieron el nombre, anécdotas, juegos de palabras y más, en esta deliciosa selección.

El @usuario es la nueva carta de presentación con caracteres limitados, es la nueva de identidad de los jóvenes que sale de Internet y que funciona como una versión 2.0 del sobrenombre. Uno autoimpuesto y orgulloso.

 

@alfacenttauri

Me puse Al Centuari porque una vez leí un artículo sobre el sistema solar más cercano al sol en el que se podría encontrar un planeta en condiciones habitables y similares a los de la Tierra y lo encontré muy bacán.

 

@foreverveintidos

Tengo un rollo con el número 22 hace mucho tiempo. Hasta lo tengo tatuado. Entonces, cuando elegí mi @ quería que estuviese presente. Así que le pedí ayuda a un amigo y llegamos a Foreverveintidos, que no es más que la talla fome del Forever21 pero con el 22. Ahora mucha gente me dice “El forever” y lo encuentro lindo.

 

@eies.s

Es súper fome. Son mi iniciales de Antonia Sepulveda pero en fonética de Inglés. El “.s” es de Sue de Suehellen.

 

@gsthern

Son mis nombres mezclados de una forma dificil: Gustavo Hernán = gsthern

 

@catacronopio

Debo haber tenido como 16 años y quería hacerme un blog. Necesitaba un nombre, pero no se me ocurría ninguno interesante y no quería usar mi nombre, qué fome.

Empecé a pensar en cosas que me gustaban, años atrás me había inventado nicknames con las bandas que me gustaban pero ya no estaba en esos tiempos. De pronto pensé en los cronopios de Cortázar, en esa época estaba un poco obsesionada con él y me sentía especialmente identificada con esos personajes. Creo que cronopio y cronopia ya estaban ocupados así que dije filo: catacronopio, combinaban un poco.

Siempre sentí que sonaba un poco infantil, pero con el tiempo me acostumbré y empecé a propiar del nombre.

Cuando me hice el Instagram pensé: ¿Para qué otro nombre? Después, algunas personas empezaron a conocer y a decirme así. Hoy es un nombre que quiero mucho.

 

@art.sangre

Es super simple. Antes me llamaba txxth (que era el que usaba cuando comencé a tatuar) hasta que me aburrió y se me ocurrió cambiarlo porque ya no me identificaba y quería marcar de alguna forma el inicio de las cosas nuevas que quería hacer. Quería un nombre fácil y en castellano mezclado con inglés.

En ese tiempo estaba trabajando en mi primer “zine” titulado “Sangre” y esa es una palabra que me gusta mucho y que evoca: oscuridad, fobias, dolor, muerte. Es algo que todos tenemos. “Art” lo agregué solo porque me gusta como se leen ambas palabras juntas.

 

@los400errores

Es el nombre de mi primera película. Es un filme que dirigí, protagonicé, produje, escribí y monté. El problema es que hice tantas cosas y con tan poco conocimiento que hice todo mal.

 

@ceffalea

Tuve otros nombres de usuarios. Al final me quedé con este. No lo tengo porque me sienta un dolor de cabeza, nace por mi cuento favorito de Julio Cortázar «Cefalea», que se encuentra en su libro Bestiario. El cuento habla de los monstruos que nos agobian dentro de nuestra cabeza, está escrito de tal forma que se pierde el límite de la realidad y la fantasía de todo esto.

 

@rafallette

Es muy tonto la verdad.

Una vez vi una chica que se llamaba Xoe y en su Twitter su usuario era @zoucouette y lo encontré muy lindo porque al alargar su nombre se veía bacán y mi nombre Rafaella era fome, no podía usarlo solo porque me parecía aburrido, entonces empecé a mezclarlo con “ette” para que fuera más entretenido. Además, me gusta mucho la repetición de letras y así, fui probando hasta que quedó como rafallette, que yo lo digo tal como está escrito aunque hay personas que lo pronuncian como “Rafalet”. Lo uso para todo porque quedó como nombre. Uno que yo me di.

 

@boys.again

Primero que nada, siempre he tenido mala suerte con los chicos por ende una de las razones por las cuales me puse boys.again. La otra razón es por una canción de un grupo llamado Ballet School (que me encanta) y siento que este nombre de Instagram me toma demasiado.

Hay mucha gente que me conoce como el “boys again” y eso me da risa pero se hizo como mi marca personal.

 

@iggggnis

Quise llamarle “iggggnis” mi cuenta de Instagram ya que en latín significa fuego, elemento principal de mi signo solar Aries. Además aumente la cantidad de “G” por cada perrito que he tenido. Su lado más mamón.

 

@tochidevirgo

Me dicen Tochi desde chico, como una extraña abstracción de mi nombre (Héctor).

Siento que Tochi me identifica más que mi nombre, por eso lo uso. Me gusta la astrología por eso el «de virgo» (también de los Caballeros del Zodiaco) y siento que ya es como mi nombre en la vida real, la gente ya no me dice Tochi, si no Tochi de Virgo y siento que sirve para que la gente me conozca y sepa lo que me gusta y en parte lo que soy.

 

@bocetosincuadro

El nombre se creó un tiempo después de que leí «La inevitable levedad del Ser» dónde plantean una metáfora de que la vida es un bosquejo para nada, es un ensayo que no tiene conclusión más que el proceso mismo de vivir. Estaba buscando nombres para mi Flirck y recordé  ese concepto y lo bien que calzaba con mi idea de fotografía, boceto sin cuadro fue la primera frase que armé en mi mente cuando pensé en ese texto.

 

Por Carla Yeahs.

No Hay Más Artículos