Dignidad urgente para Chile

ANÁLOGA. Carla Yeahs

Dignidad, hace referencia al valor inherente al ser humano por el simple hecho de serlo, en cuanto ser racional, dotado de libertad. No depende de ningún tipo de condicionamiento ni de diferencias étnicas, de sexo, de condición social o cualquier otro tipo.

Ya son 20 días desde el viernes 18 de octubre que quedó registrado en la memoria de los chilenos como La Primavera de Chile. 20 días ya. Demasiado tiempo si es que se piensa en los ojos, las vidas y el respeto que se han llevado uniformados bajo la excusa del deber.

Demasiado tiempo. Tanto que nos acostumbramos a levantarnos con rabia para gritar las injusticias del neoliberalismo, comer calor y acostarnos abatidos.
Pero no se equivoque compañero, esa pena durante la noche se convierte en el motor de lucha, el mismo que nos lleva a la calle a buscar el futuro esplendor que nos prometieron.  

Trabajadores, estudiantes, mujeres y abuelos por la Alameda que armados de ollas y cucharas de palo se enfrentan contra el acero ensangrentado de la milicia y las fuerzas de “orden” por la dignidad total  y sin segregaciones de ningún tipo.

Este día número 20 seguimos gritando al Estado: ¡No bajaremos los brazos!  y es que es simple de entender. Los acomodados se metieron mucho tiempo con la fuerza trabajadora que en la clandestinidad de sus penurias maduró el descontento y perdió el miedo heredado de la dictadura despojandose del manto incomprensible de la comodidad.

Hay dolor en este día 20 que alimenta esta rebelión.
Nos hace fuerte.
Nos hace libre.
Nos hace insuperables.
Nos hace dignos.

ES LÍCITO SOÑAR. ES LÍCITO LUCHAR.

ANÁLOGAS. Carla Yeahs

No Hay Más Artículos