Conversamos con Horregias sobre ser lesbiana en Chile, punk y capitalismo

Horregias, es el colectivo y banda punk rock de 3 lesbianas de Renca.

Feocia, Horridia Parra y Mari-Crimen Kraken son quienen dan forma a Horregias, reconocido trío en la escena under y lésbico de Chile. Practicando el “camionismo” y con dos discos bajo el brazo Horregias se convierte en un ícono que destruye la norma dentro y fuera del “ambient gay”.

Desde una mirada proletaria, feminista y anti capitalista.

Con presentaciones en Chile y Argentina las Horregias han llevado la bandera del lesbianismo y la visibilidad de crímenes impunes en contra de mujeres lesbianas como Mónica Briones, asesinada en dictadura, María Pía Castro de 19 años quien fue asesinada y quemada, Nicole Saavedra, torturada y encontrada muerta hace 3 años, Anna Cook, conocida DJ de la escena Santiaguina y tantas otras mujeres que hallaron la muerte por simplemente ser.

H: Horridia Parra (Guitarra, voz)
F: Feocia (Bajo, voz)
M: Maricrimen (Batería, voz)

¿Quiénes son y por qué nacen las Horregias?

H: Las Horregias somos unas riot señoras que emanan desde los pies del cerro de Renca para levantar un proyecto musical que hable sobre lo brutal del heteropatriarcado y visibilizar la existencia lésbica, desde ahí generar lazos con el diverso mundo disidente del que nos sentimos parte. Parte desde una necesidad de expresión que nos sea más orgánica en un espacio forjado por nosotras mismas donde nos sintamos más libres, diferente al mundo del cual venimos.
F: Somos lesbianas, seres socializades como mujeres, una que otra es mujer, otres fluyen, pero hacemos música desde un lugar bastante precarizado. Yo creo que Horregias nace de la amistad, de la risa en común, de las ganas de hacer canciones, contar historias y transformarnos en la banda que querríamos haber escuchado cuando chiques. A diferencia de otras propuestas musicales conocidas en Chile.

¿Cuál es la importancia (para ustedes) de hacer punk feminista y abiertamente lésbico?

H: La necesidad de visibilizar todo lo que no debería existir de acuerdo con la heteronorma, de afirmar que todes pueden hacer música, que todes podemos tener una banda, que el único obstáculo para eso es une misme y que estamos buscando espacios de aprendizajes; varios donde cualquier niñe, sobretodo, tenga la libertad de expresarse como desee.
F: Es muy importante porque las identidades lésbicas han sido históricamente invisibilizades en este territorio. Hasta el día de hoy la gente le tiene miedo a la palabra lesbiana. Crecimos sin referentes lésbicos y los que habían nos los disfrazaban de “mejores amigas”. Y la verdad es que la cultura lésbica es muy interesante en cuanto a discurso, y muchas veces te tratan de incluir en la cultura de mujeres cuando las identidades lésbicas no somos todes necesariamente mujeres. También hay que hablar de esa definición de lesbiana de Wikipedia y la RAE, porque hay que revisarla desde ese mismo lugar. Para nosotres que somos activistas es importante transmitir un discurso lésbico y feminista, y el punk es bonito lugar para hacerlo.

¿Separar el artista de la obra?

H: Para mí es necesario como primera cosa y desde ahí tomar un camino a consciencia.
M: En definitiva y por lo mismo que dice Horridia, sí, porque todas las historias de abusos e injusticias nos permiten poner en cuestionamiento todas las realidades incluso las de quienes a veces consideramos referentes de vida; en nuestro trabajo artístico compromiso o visión política, lo que sea, nosotres mismas , hablar de lo que somos en lo que hacemos es para ponerlo en crisis también.
F: Separar la obra del violador. Separar la obra del abusador. Mejor decirlo con todas sus letras. Porque las contradicciones existen, entonces si vas a escuchar la obra del violador, o te va a dar pena que se murió un pederasta, dilo así tal cual, o llóralo pa’callao, como el amigo de la Pieri.

¿Nicolás Lopez? ¿Jose Antonio Kast?

H: Con respecto a esta pregunta no me gustaría gastar energía en estas personas, prefiero comentar de las que sí necesitan visibilizarse
F: El violador y el facho ridículo se aman x100pre.

¿Nicole Saavedra, María Pía Castro, Mónica Briones, Susana Sanhueza y Anna Cook?

F: Nuestras muertas, las llevamos en todo lo que hacemos. Les hemos hecho canciones. Pero qué importante también es preocuparnos de les que estamos vives, de lesbianas precarizadas, violanetadas todos los días en sus territorios. En este país los lesbicidios son mucho menos importantes que una muralla para la justicia. La justicia hegemónica y todas sus instituciones son cómplices de lesbicidas. ¿Cómo es posible que teniendo pruebas de que Víctor Pulgar, el asesino violador de Nicole Saavedra, fue el último en llamar a María Pía Castro, no lo hayan investigado? ¿Cómo es posible que la agrupación Justicia por Nicole esté hoy criminalizada por presionar para conseguir que se inicie la investigación? Pasa siempre y hoy solo podemos visibilizar, porque para los cambios estructurales todavía queda rato.

¿Qué significa ser lesbiana en Chile?

H: Hay un cuento que yo también me creía que era sobre “la aceptación” y que en base a eso íbamos a tener vidas tranquilas como cualquier otre. Está más que demostrado que eso hoy, no es real, que a las lesbianas nos matan y a nadie le importa, y mientras más precarizade esté le individue, menos importa.
F: En este territorio la lesbiana politizada aborta todos los días la heteronorma, el capitalismo, la belleza hegemónica, la clase política.
M: Pero no podemos olvidar que no hay nada mas feo que una lesbiana facha, y en este país es una realidad que también existe, nace de esa aceptación de la que habla horridia, es un igualismo muy peligroso que nos quiere rotular y nada tiene que ver con las identidades lésbicas que sobreviven en la periferia y en la ruralidad en chile.

¿El patriarcado?

M: La primera de las violencias estructurales de este sistema, la misma que nos definió desde que nos reconocimos en nuestras diferencias , hoy las podemos nombrar hasta que desaparezcan.
H: Tengo esperanza que se está descomponiendo porque se siento el olor.
F: Tiene cara de estar descomponiéndose, pero de momento sigo pensando en esa desconexión del varón heterocis cuando se jacta de ser primera línea y es un papito corazón o le pega a la polola, pero por luchar en plaza dignidad cree que la está haciendo de revolucionario, y no se da cuenta de que son la misma mierda que Piñera y que son parte del problema.

¿El capitalismo?

H: Idem, como dice mi compañera de cando, el mal olor del patriarcado, se aman, jajaja.
F: Sipo, patriarcado y capitalismo se aman y se sirven x100pre.

Qué opinan de la siguiente frase: Cuando matan a una lesbiana el feminismo se queda en silencio y cuando se habla de aborto las lesbianas son las primeras en salir a la calle.

H: Cuando matan a una lesbiana solo nos importa a las lesbianas y a las disidencias, yo siento que es porque estamos fuera del margen, entonces, la gente no ve o no quiere ver, porque somos percibidas como una “mala víctima”, entonces da lo mismo que nos violen y nos maten, porque se percibe que nuestras vidas están mal vividas. Las identidades lésbicas, trans, no binarie también podemos ser cuerpos gestantes, no es solo cuestión de mujeres la lucha por el aborto, las violaciones correctivas son prácticas nefastas que existen y operan como forma para acabar con nuestras vidas por existir libres y autonomes con nuestro cuerpo.

El humor, la sátira y un lenguaje sencillo para contar historias son el sello de Horregias,¿Por qué eligieron esta forma para hacer música?

H: El humor es un arma blanca, yo la siento filosa y efectiva. Es arma y armadura. Aprendimos a ser sarcásticas para defendernos en el mundo heteronormado. Cuando viene un weón y nos dice: “me encantó esa canción que habla sobre lo feo que es una mujer borracha. Les encuentro toda la razón, que cosa más fea…” yo siento como si me hubiera pasado su cepillo de dientes por la raja y después viera como se lava los dientes.
Soy una tremenda admiradora de las canciones simples, las que se pueden sacar con guitarra de palo y que te generan emoción, encuentro muy valiente a les artistes que cantan lo que sienten sin tener que usar un arma más que poner el pecho, les encuentro muy valientes.

¿Qué esperan del futuro?

H: Ser amigues hasta ancianes y cuidarnos
F: Vivir en el lesbiátrico en amistad mirando cosas lindas y jugando al computador.
M: Tener un lesbiátrico con sala de ensayo y taller de serigrafía, hacer escuela para chiques y viajar tocando con amigues.

Algo raro sobre Horregias

H: Lo viejoven puede ser?
F: Una vez Mari-Crimen me dijo que yo no conocía “lo normal”. De ahí salió el nombre del disco.

Sigue a Horregias en Instagram, Youtube y en su sitio web.

[otw_is sidebar=otw-sidebar-1]

No Hay Más Artículos