Catalina La Del Barrio

Catalina La Del Barrio, es un trabajo seductor, onírico y juguetón. 

Como detalla Agustina Pierini, este trabajo es sobre la historia de Catalina: “Por las calles del Barrio Cofico se comenta de ella lo justo y necesario: que su novio se murió y se viste algo raro. Su novio estaba en la droga, “wapo tracketero” como ella le decía.

Su joven enamorado tenía mucha plata pero del barrio no se iba. Llevaba relojes pesados y cadenas de oro; de ahí la admiración de Catalina La Del Barrio por las cosas que brillan. Desde su celular hasta su mate, todo brilla. Catalina visita seguido a su novio en el cementerio municipal San Jerónimo. Pero a veces se pierde por las calles de Alberdi, entre birra y algo más, y se olvida.

El cementerio en invierno cierra a las 5 pero ella va una hora más tarde. Le da bronca porque llega tarde pero le da más bronca saber que lo hace apropósito. Recordar su wapo tracketero es muy doloroso. Catalina La Del Barrio vive perdida en el tiempo, viste anticuado y usa un Blackberry que sólo Dios sabrá desde cuándo. En la florería al frente del cementerio suelta sus últimas lágrimas, entre mates y tristezas, Catalina la del Barrio piensa”.

CRÉDITOS

FOTOGRAFÍA. Agustín Dusse
PRODUCCIÓN Y CONCEPTO. Agustina Pierini, Delfina Daniele y John Castagna
MUA. Verónica Gómez
HAIR. Salón Pixis
VESTUARIO. Poder Vintage & Coutur
MODELO. Laura Martín
PAÍS. Argentina

No Hay Más Artículos