Obsession

Una obsesión, un abandono. El árbol

8

Obsession es toxicidad, paranoia, rechazo. Todo a través de miradas desahuciadas, basura, incoherencia y un ambiente en el que las protagonistas son las ramificaciones de los árboles, aquellas con las que el fotógrafo ha querido simbolizar esa neurósis obsesiva. Ella hace todo lo posible por desintoxicarse de esta relación entre su identidad y lo que ella misma construye como realidad paralela, porque a pesar de todo, “No hay destino que no pueda ser superado por el desdén.

Una obsesión. Un abandono. El árbol de la vida.

Mi existencia no te pertenece al igual que la tuya no me pertenece a mí. ¡Vete! Pues quiero morir para ti por una sencilla razón: tú me mataste, me apartaste de tu mundo como si de la noche a la mañana la nada se hubiera apoderado de mí. Y aunque al principio duela, pienso atravesar mares y océanos de deshechos para conseguir lo que siempre he querido: Ser.

Entonces, ¿por qué no paras de volver a mí? Ni siquiera eres tú, solo un recuerdo, un fantasma que ronda mi cabeza sin ningún pudor. Juntos o separados, tenemos vidas diferentes, imposibles de fusionar… ¡Deja de engañarte de una vez pensando lo contrario, destruye todo lo que tus fantasías han hecho por mí! No intentes que me quede ahí para saber quién sigues siendo, pues ya no es de mi incumbencia. Y aunque es posible que muera de ganas por saberlo (algo que me lleva a plantearme hasta qué punto quiero que esos murciélagos cansinos revoloteen a mi alrededor, pues es lo único que consigo al reconstruirte en un solo pensamiento), sé que en mi camino no contemplo esa opción. La desintoxicación vendrá para quedarse y todos los restos inútiles de mi cabeza se harán polvo. Lo presiento.

Me gustaría, eso sí, que llegase un día en el que te perdone, y me perdone, en el que te recuerde sin quebrarme por dentro, en el que pueda verte y no sentir un miedo terrible a quedarme anclada a ti, en el que este sinsentido de vivir pueda ser sustituido de nuevo por la apariencia de una finalidad quebrantable.

Nos pertenecimos porque nos lo inventamos.
Pero ya no.

CRÉDITOS

Fotografía y Estilismo: Jaime Chez
Asistente de fotografía: Joaquín Sanchez
MUA & Hair: Jessica Becerra
MO: Teresa Muñoz
Vestuario: Cherry Massia y Ana Gomez

No Hay Más Artículos
Suscribete a contenido Under
Directo a tu email baby