Autoestimulación: 9 personas nos cuentan cómo fue su primera paja

100% real, no fake

4
La autoestimulación de los órganos sexuales mediante caricias con las manos u otro medio es un momento absolutamente normal pero que aún sigue en la vereda del tabú y la ignorancia con la que a veces se le mira. 
Es así como logramos rescatar 9 placenteros relatos que no tienen nada que envidiarle a Christian Grey: Fantasías realizadas, descubrimiento accidental del gozo culero, onanismo infantil y más.

Paula (24)

Es que fue muy raro, porque yo era pequeña y me apretaba con la almohada. No debo haber tenido más de 4 o 5 años pero me ponía una almohada entre las piernas porque era rico y no sabía que estaba haciendo realmente, hasta que lo descubrí más grande y mis papás nunca me dijeron y de alguna forma siempre me escondía para hacerlo.

Javier (x)

Yo siempre he creído que la masturbación empieza desde que uno existe, onda, desde que somos guaguas nos frotamos y tratamos de estimular ciertas zonas.
La primera vez que recuerdo tenía como 9 o 10 años y estaba en la casa de mi papá en Talca. Hacia mucha calor en la noche y había encontrado unas revistas porno de mi hermano. Recuerdo que empecé a frotarme con la cama y la almohada, no entiendo bien el por qué, es como  algo animal, creo. 
No recuerdo haber tenido un orgasmo en si pero si mucho placer. Al otro día lo volví a intentar. Fui al baño con la revista y me masturbé “tradicionalmente” hasta sentir el orgasmo pero era muy chico y no tenía semen. Ahora que lo pienso era bien extraño porque acababa pero no eyaculaba. Como empecé a masturbarme antes de estar “preparado biológicamente” para eyacular nunca tuve poluciones nocturnas o “sueños húmedos”. Así que siento un poco de envidia por la gente que si los tuvo. Debe haber sido una experiencia diferente y excitante.

Anónimo

Una vez a los 14 años estaba viendo tele en la casa de mis tíos y estaba ahí jugueteando y mi papá entra a la pieza y yo ahí con mi mano adentro del pantalón (no estaba cubierta) y mi papá dice: Hija a almorzar y yo saqué la mano en 0,000001 segundos y la dejé casi que en el aire JAJAJA. Mi papá quedó igual de paralizado que yo, tanto que se demoró en salir de la pieza. Fue horrible.

Agustina (22)

Una vez estaba tan aburrida pero tan aburrida que dije, voy a cronometrar cuánto me demoro en “irme” a ver si lo puedo hacer mega-súper-rápido, y me demoré 16 segundos.
 

Laura (19)

 
Me acuerdo que tenía 15 años y estaba de vacaciones de verano en la casa del campo, una casa donde el primer piso es de adobe y el segundo de madera. Subí a mi pieza monstruosamente calurosa y recuerdo que mi polola me había mandado nudes, las mire harto y obvio que altiro se me soltaron las hormonas juveniles, los esquemas, todo.
Ahí me toqué un poco en verdad para conocerme, no sexualmente sino como una exploración pero descubrí ese puntito, lo toqué y me gustó. Lo toqué de nuevo y así estaba por primera vez masturbandome hasta que sentí un calor muy grande en toda la zona pero no quise detenerme y ahí tuve mi primer orgasmo. El primero y fue conmigo misma.
De inmediato sentí vergüenza, una culpa tan grande. Me dio vergüenza porque recordaba a mis compañeros en sexto básico hablando de masturbación femenina, spiderman, le decían y se burlaban bajando los dedos y creyéndose hombres araña; preguntaban en tono burlesco: ¿Tú te gatillai? y por supuesto que todas las niñas nos asustamos y lo negamos rotundamente, porque qué vergüenza. Se supone que las mujeres no nos masturbabamos pero entre ellos, pendejos de 12 años parecía algo tan normal para su género.
Me volvía a masturbar varias veces y sentía culpa en secreto. Con el tiempo desaparecieron los púber que me generaban culpa y ya pude hablarlo abiertamente con todo el mundo, menos las amigas cartuchas que tenía en el colegio.
 

Nicole (27)

No recuerdo mi primera vez pero sé que desde ahí no me he parado de masturbar. Mis recuerdo a lo largo de la vida son pésimos pero tengo algo que no olvidé y es que desde muy pequeña descubrí mi cuerpo a través de la masturbación.
Lamentablemente crecí en una familia muy conservadora en donde no me enseñaron nada IMPORTANTE, todo lo tenía que descubrir por mi misma, porque quizás mis padres creían que el colegio todo (era colegio mormón). Considero que mi experiencia con la masturbación ha sido una de las mejores cosas que he vivido, por muchas cosas que voya enumerar:
 
1.- Desde muy pequeña aprendí a controlar mis deseos y sentimientos sexuales.
2.- Me conozco tanto que hace unos 20 años que puedo tener orgasmos de mil formas y sola.
3.- No necesito de nadie para satisfacer mi deseo sexual.
4.- Sexualmente con otras personas se pueden experimentar muchas cosas.
5.- La práctica te hace grande.
6.- No necesitas tanto porno.
 

Lucas (33)

 
Tenía como 13 años y estaba haciéndole cariño a mi papá porque hace tiempo que no lo veía, fue bastante especial y estaba mucho rato excitado solo acariciándole la espalda, los brazos y las manos.
Sin que hubiera contacto con mis genitales. De hecho estaba en una reunión familiar, sentado al lado de él y de pronto eyaculé en mis pantalones y después me desmayé.

Camila (22)

No recuerdo exactamente cuando fue, ya que han sido tantas veces que quizá dejé de tomarle importancia a ese preciso momento, pero si tengo memoria de lo que sentí y cómo lo sentí, era más chica igual, el contexto no lo sé (el del impulso), pero estaba sola en mi cama, boca abajo, haciendo quizá qué cosa y como si nada descubrí el roce, el placer que se sentía rozarme contra la cama, el placer en mi misma, de ahí influyeron otro factores para llegar a otorgarme un placer más intenso y directo, ya no era todo entre la cama y yo, sino todo conmigo misma, pero de esa primera instancia, mi parte favorita hasta ahora siempre es el calor y cosquilleo que me produce rozarme contra algo, esa sensación es el recuerdo más fuerte que tengo de esa primera vez.
No Hay Más Artículos
Suscribete a contenido Under
Directo a tu email baby